Saltear al contenido principal
Sesiones De Reiki Usui Tibetano. Pureza Para El Alma

Sesiones de Reiki Usui Tibetano. Pureza para el alma

En primer lugar quiero darte las gracias de nuevo por estar aquí. Hoy escribo con la intención de informarte sobre otro tipo de terapias que puedes realizar conmigo, independientemente del coaching. Ya sabes, que yo camino por la vida intentando aprender todo aquello que me llena y estimula. El Reiki fue una de las fuentes de riqueza que un día llegó a mí y me sentí tan atraído hacia su magia que con el tiempo llegué a convertirme en terapeuta.

El Reiki es una técnica sanadora holística y no invasiva que canaliza la energía de la fuerza vital natural.

El concepto de una fuerza vital universal aparece en un gran número de tradiciones orientales. En la medicina india, llamada Ayurveda, y en el Yoga recibe el nombre de Prana; en la medicina tradicional china, que se basa en el Taoismo, se la conoce como chi o qi, que en japonés se convirtió en ki. Y en la tradición cristiana, por su parte, algunos aceptan que las referencias al concepto de luz aluden a la misma idea. Esta fuerza vital puede ser definida como energía, aire, aliento, viento y esencia vital. En resumen, se trata de energía activadora del Universo. Y cuando queda eliminada de un cuerpo o una planta, la vida desaparece.

En los últimos cincuenta años los físicos se han dedicado a investigar la materia, llegando a la conclusión de que en todas las formas existe energía. Esta energía, a su vez, vibra a diferentes velocidades, y por esa razón una roca es más sólida y densa que un cuerpo humano. La idea de que todo está formado a partir de una única fuente energética resulta muy importante a la hora de trabajar con la energía. Si todo en el Universo comparte un único origen, quiere decir que todas las cosas, animadas o inanimadas, se encuentran conectadas. Esto implica, a su vez, que estamos constantemente interactuando entre nosotros e influyéndonos mutuamente, como si fuésemos un único cuerpo gigantesco.

Nacemos con abundancia de energía. Cuando somos jóvenes, podemos reponer nuestras reservas energéticas sin problemas, pero a medida que nos hacemos mayores, consumimos toda nuestra energía y nos resulta más difícil reponerla con la misma facilidad. El resultado de esta carencia  energética, es que puede dañar nuestra salud e impedirnos alcanzar nuestro verdadero potencial. Con la práctica Reiki, se logra absorber energía del Universo, pura y limpia, y transmitirla a través de las palmas de las manos para conseguir una fuerza vital equilibrante. Alcanzar este estado de equilibrio, nos permite disfrutar de la vida, sentirnos satisfechos y percibir nuestra conexión con todo lo que nos rodea.

En la medicina occidental, generalmente se cree que la enfermedad no cuenta con “una dimensión espiritual”. La enfermedad se origina en el cuerpo físico, o en el entorno, y el tratamiento se centra en el cuerpo. Pero la mente ha comenzado a desempeñar un papel más importante en el resultado de los tratamientos, en opinión de los médicos; y si bien éstos aceptan que una actitud positiva puede llegar a influir sobre el resultado de un tratamiento, el hecho es considerado un efecto aleatorio más que un elemento integral del proceso de curación.

Sin embargo, lo cierto es que si el cuerpo, la mente y el espíritu están desconectados, no puede producirse una curación completa. Un alma que está enferma manifestará su “mal-estar” con síntomas físicos. Las terapias alternativas como el Reiki, complementan la medicina convencional porque profundizan en los orígenes de la enfermedad. De hecho, el terapeuta ve al paciente como un ser completo y no como un cuerpo físico, y por consiguiente, también intenta tratar el espíritu que el cuerpo encierra, que es el origen del desequilibrio de la mente y el organismo.

El Reiki puede ayudarnos a comprender las raices de cualquier “mal-estar” que nos esté afligiendo. Los pensamientos y sentimientos sobre nosotros mismos y el mundo son la principal causa de nuestro sufrimiento. Por esta razón pienso que el Reiki es la terapia perfecta para complementar un buen trabajo de coaching. Sin ninguna duda nos ayudará en el cambio.

Los chakras son considerados los órganos de nuestro cuerpo energético y cada uno de ellos tiene sus propias funciones, incluyendo, un color, la relación con un elemento y la preservación de funciones físicas y emocionales específicas.

Beneficios de Reiki

Muchos son los beneficios derivados de esta práctica. En primer lugar, los percibiremos a nivel físico y emocional. El Reiki incentiva la capacidad del organismo de curarse a si mismo, restableciendo su equilibrio energético. Fortalece el sistema inmunológico para poder resistir todo tipo de enfermedades, o al menos para superarlas con mayor rapidez, y también puede ser utilizado como tratamiento para diversas dolencias, siendo uno de los más eficaces reductores de estrés.

Una vez que nos encontremos mejor, desde el punto de vista físico, solemos ser más capaces de centrar nuestra atención en cuestiones menos tangibles. A nivel emocional, el Reiki promueve una sensación de paz con uno mismo y también puede revelar, en ocasiones de forma dolorosa, el origen de nuestros sentimientos y comportamientos. Sin embargo,por duro que resulte el proceso de limpieza, siempre nos enseña que nada permanece inalterable. Lo que parece desesperante hoy puede convertirse en un alivio mañana si nos libramos del peso emocional que nos ha estado abrumando. El Reiki, ensimismo, nos ofrece la oportunidad de desarrollarnos espiritualmente. Se trata de mucho más que una terapia; es una práctica multifacética que alimenta el alma si se practica a diario.

¿Como es una sesión de Reiki conmigo?

Tan solo tendrás que tumbarte en la camilla o en el tatami y relajarte. El espacio estará ambientado con luz tenue, velas, música relajante especial para el alma y un aroma concreto que te ayudará a liberar pensamientos. Te realizaré una revisión de chakras para ver en que estado se encuentran. Esta revisión se realiza con un péndulo de cuarzo que iré pasando por las zonas donde se sitúan tus chakras. Una vez realizado esto, comenzaremos la sesión, en la que por medio de mis manos y sin apenas tocar tu cuerpo, te transmitiré energía pura y limpia para equilibrar tu estado.  Tú tan solo debes relajarte, incluso te puedes dormir si se da el caso. Durante la sesión hay personas que sienten cosas y otras que no. Hay personas que sienten la necesidad de liberar emociones y otras en cambio se relajan profundamente sintiendo gran sensación de bienestar. Lo que debes pensar, es que durante los 60 minutos que dura la sesión, tu cuerpo y tu alma van a ser cuidados, mimados y revitalizados. Es una terapia sin efectos secundarios y se puede practicar a cualquier edad, desde un bebé hasta un anciano, sin olvidarnos de nuestras mascotas.

¡Reserva tu sesión!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba