Saltear al contenido principal

Sexo con desconocidos ¿Por qué no lo hacemos más?

¿Sexo con desconocidos?

Al hacer este tipo de sexo no entran en juego los sentimientos, es lícito. Es como cuando te haces una pajilla. Lo que buscas es el placer instantáneo, no necesitas estar enamorado, ni tienes que darte besos. Buscas provocarte con porno o tus pensamiento mas cerdos, y tras unos pequeños movimientos te corres. El sexo con desconocidos es parecido, accionas los botoncitos, tocas y te tocan, lo pasas bien y te corres. ¡Y mira tu que bien!

¡Ojo! Quien dice sexo con desconocidos, dice también sexo con conocidos sin ataduras. Aquí entrarían follamigos o conocidos con quien apenas tengas roce. Polvete salvaje, disfrute y luego…¡Chao Baby!

Pero si el sexo con desconocidos es tan sencillo como eso y da tanto placer, ¿por qué la gente no lo hace mas?

Pues por la educación que hemos recibido, y por la enorme influencia de la religión cristiana, que es con la que vivimos. En otras eras de la civilización y otros países el sexo era mas natural. Pero en un país como España, donde el catolicismo es la doctrina reinante desde hace 2000 años, y donde todos somos pecadores desde que nacemos, el sexo está considerado como algo sucio y malo.

Los curas ven mal que hagas sexo fuera del matrimonio, y quieren que te confieses y les digas que te arrepientes. Decir que te arrepientes de follar, con lo rico que es y lo bien que sienta… ¿quien se puede arrepentir de eso?

El pensamiento de “no sexo” un tabú inculcado tradicionalmente

Pues ese pensamiento de “no sexo” se lo han inculcado a nuestras abuelas, y ellas lo han transmitido a nuestras madres, y mucha gente con la empanada mental prefabricada se lo ha dicho a sus hijas. Al final todo el mundo pone trabas a un sexo espontaneo y natural y nadie se pregunta por qué motivo. Aquí te dejo esta reflexión que escribí sobre la hipocresía de la follabilidad humana.

Hemos vivido con una tara mental nacional considerable y eso ha hecho que la gente tenga bastantes traumas relativos al sexo. El confundir el sexo con el amor y creer que solo existe el “hacer sexo enamorado”. O que “es mejor sexo con amor que sin amor”, es una tara, es un error. No existe una balanza que diga que es mejor, por eso no se debe decir que una cosa es mejor que otra. Que cada uno experimente lo que es mejor, y que pruebe, de esa manera podrá elegir, pero por favor, no prejuzguéis ni digáis lo que es mejor o peor, es absurdo. No soy quien para decir que es mejor, pero solo te daré un dato:

 

 

Disfrutarás más con una mentalidad abierta al sexo que con una cerrada

 

 

Si impones para hacer sexo, el estar enamorada-o, te perderás conocer muchas otras personas, y de paso aprender y mejorar. Todo depende de cómo te tomes la vida y el cúmulo de experiencias que hayas vivido. Está en tu mano, es tu decisión… Hacer sexo con desconocidos o con conocidos sin responsabilidades, puede ser un oportunidad única para disfrutar, dejarte llevar, realizar todo eso depravado que piensas sin miedo a que te juzguen después y descubrir cosas nuevas de tu sexualidad que desconocías hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba